REVISTA DE CREACIÓN Y DIVULGACIÓN
BIENVENID@...CONOCE LA SALAMANDRA  
  Inicio
  ¿Que es la Salamandra?
  Salamandra. Vol 12
  Ediciones anteriores
  => Salamandra Vol. 8
  => Salamandra Vol. 7
  => Salamandra Vol. 6
  => Salamandra Vol. 5
  => Salamandra. Vol. 4
  => Salamandra Vol. 3
  => Salamandra Vol. 11.
  => Salamandra Vol. 2
  => Salamandra Vol. 1
  => Salamandra Volumen 9.
  => Salamandra Vol. 10. Mitologia
  Equipo editorial
  Pergaminos
  Sitios de interés
  Noticias
  Libro de visitas
Da click en las opciones de arriba para conocer más detalladamente el proyecto de creación cultural
Salamandra Vol. 1

                    Volumen 1 

(Salamandra, Número 0, Enero – Febrero, 2008) 

 


TUS OJOS

 

Se enrolla, se encima  y se hincha  la  piel

de tus órbitas cada vez que suspira la flor.

Baja lentamente el suspiro de mis poros,

y el vapor las convierte en lágrimas .

Se arrastra  suavemente en tu boca

y se enamora.

 

Caminan las amapolas de tus pupilas y

vomitan el aroma  de la tarde y quizás

de la noche, tus  ojos  están ;

Cansados,

Mordidos,

Masturbados.

 

Y los poros de  tu alma están casi muertos,

despiertan de  su cruel destino, tan  jugosamente,

y sollozan su espacio por que están ocultos en

su ocular amor, que parpadean  con la canción de un

águila . Se escupen el licor que humedecen sus letras.

 

Despierta el sonido  de la lealtad   , son tus ojos

que juegan a ser  vida ,en la paz de la imaginación .

 

       

 *** 

 MUJERES DE ORO (en memoria de las muertas de Juárez)
/ Nahui Ollin
 

Gritos sobre ruinas que acumulan edad

Sangre que se derrama en el desierto

Llantos de dolor que solo escucha la noche silenciosa

 

Las orillaba una necesidad de laborar largas jornadas

como el campesino labra la tierra bajo el sol

como el minero pica el carbón a altas temperaturas

como la niña que muestra y vende su pequeño cuerpo

en contra de su voluntad

 

Los pobres más pobres y los ricos más ricos

Devela la división de clases existentes en un país

Con una riqueza formidable para unos cuantos

Y con una pobreza  para millones

 

Con heridas aún goteando, las personas

Sobreviven en un río que no es suyo

Porque unos ya lo vendieron, otros lo contaminan

 

Las muertas de Juárez eran como peces

Que nadaban contra una afanosa corriente

Que flotaban como flores en el agua sucia

Esperando llegar al mar de la justicia

 

Las cruces muestran una cifra alarmante

¿Por qué se ha callado tanto?

¿Por qué se ha solapado la violencia evidente?

Hoy nada basta: se necesita justicia

Y transformación en este mundo que cierra los ojos

Ante la deshumanización en tiempos nuevos y pasados


 
*** 

   DESAMOR

 Con el día se va la ilusión, 
el sueño y el amor

 

  

 

Cada minuto

es una

esperanza,

y cuando se termina

el día

esperas el siguiente,

y así

Se va consumiendo

poco apoco,

el tiempo,

el amor

Y la esperanza

  

 

 

Gerardo Felipe castellanos Bolaños

 ***

 LA NOCHE CRECE PRECISA

 

La noche crece precisa

como  fulgor de la muerte,

tajante, llena, sórdida.

la súplica del horizonte,

no sueña con volver,

sino que, al mismo tiempo,

despierta como vestido espigado,

instantáneamente vence.

protege enteramente lo existido,

lo que existe,

lo que no dejará rastro mañana.

 

La noche crece precisa

- ojos de agua en el retoño del campo -.

Tibios

se expanden los mínimo dedos de Dios

en las vibraciones del tacto líquido.

la sombra anida transparente,

forja su opacidad en las casas viejas,

pausadas y rodantes.

 

La noche crece precisa

el fingido velo trasciende

como  piedras que flotan en un volcán,

cierran los bordes secos,

las orillas de  hoyos de hormiga se llenan

bajo la  tormenta que vuelca  el cielo.

 

La noche crece precisa,

precisamente llega ahora,

está tocando a la puerta.


    Bocanadacero

                 ***

                  6.5 – 7


6.5.1 El escepticismo no es irrefutable, sino claramente sin sentido si pretende dudar allí en donde no se puede plantear una pregunta. Pues la duda sólo puede existir cuando hay una pregunta; una pregunta, sólo cuando hay una respuesta, y ésta únicamente cuando se puede decir algo.

6.5.2 Nosotros sentimos que incluso si todas las posibles cuestiones científicas pudieran responderse, el problema de nuestra vida no habría sido más  penetrado. Desde luego que no queda ya ninguna pregunta, y precisamente ésta es la  respuesta.

6.5.2.1 La solución del problema de la vida está en la desaparición de este problema (¿No es ésta la razón de que los hombres que han llegado a ver claro el sentido de la vida después de mucho dudar, no sepan decir en qué consiste este sentido?)

6.5.2.2 Hay, ciertamente, lo inexpresable, lo que se muestra a si mismo; esto es lo místico.

6.5.3 El verdadero método de la filosofía sería propiamente éste: no decir nada, sino aquello que se puede decir; es decir, las proposiciones de la ciencia natural –algo, pues, que no tiene nada que ver con la filosofía-; y siempre que alguien quisiera decir algo de carácter metafísico, demostrarle que no ha dado significado a ciertos signos en sus proposiciones. Este método dejaría descontentos a los demás  – pues no tendrían el sentimiento de que estábamos enseñándoles filosofía-, pero sería el único estrictamente correcto.

 6.5.4  Mis  proposiciones   so n esclarecedoras de este modo; que quien me comprende acaba por reconocer que carecen de sentido, siempre que el que comprenda haya salido a través de ellas fuera de ellas. (Debe, pues, por así decirlo, tirar la escalera después de haber subido).  Debe superar estas proposiciones; entonces tiene la justa visión del mundo.

7.   De lo que no se puede hablar, se debe  guardar silencio.

Fragmento. Tratado Lógico - filosófico Pág. 104 -105. Ludwig Wittgenstein        (1889 - 1951). Filósofo  austriaco

***

Marcando el paso de lo incierto...  
   
Publicidad  
   
Salamandra 0  
  "Que las palabras no mueran permanezcan inmersas en el perpetuo movimiento de las letras".

Editorial
 
Salamandra 1  
  "Y otra vez comienza la batalla, cuando una palabra se incrusta armada".

Editorial
 
Salamandra 2  
  "La palabra es silencio, ausencia;
el arder de una ola que cae".

Editorial
 
Salamandra 3  
  "Se atan los signos en la calle, en el puente, en el parque...
!Cuanto camino¡ siempre veo un lenguaje distinto".
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Todos los textos son responsabilidad de los autores. El diseño de la página es responsabilidad del equipo editorial- derechos reservados Salamandra 2008-.